Experiencias de cliente de mayo

Antes de nada quería agradeceros todos los comentarios positivos que me habéis transmitido personalmente sobre esta sección que empezamos hace dos meses. Aunque muchas de ellas eran críticas veladas a lo que me alargo en mis artículos – para que Google te tenga en cuenta tienes que superar las 1.000 palabras – , todos vuestros comentarios ayudan a seguir con esta idea. Para continuar con ello quiero compartir con vosotros las experiencias de cliente de mayo.

El cable de corriente de mi HP Slate 7

El año pasado, en la época en la que estuve buscando trabajo, se me metió el pájaro en la cabeza de desarrollar aplicaciones para el móvil. Había encontrado en Seeketing un posible socio para que desarrollaran aquellas aplicaciones que yo consiguiera vender a posibles clientes. Por aquel momento yo tenía un iPhone, hasta que se murió, y necesitaba un dispositivo que funcionara sobre el sistema operativo Android. Así podría probar las aplicaciones en amabas plataformas. En aquel momento HP lanzó una tableta de 7 pulgadas por 129 euros y yo me la compré.

Desde hacía meses que la HP Slate 7 no se cargaba con el cable que venía con ella, ni con ninguno de los mucho con la misma clavija. A principios de abril, ya harto de no poderla usar, me dio por contactar con el departamento de asistencia técnica de HP a través de la web. El formulario de contacto es francamente malo. Cuando seleccionas el producto no es lógico que te haga preguntas más propias de una impresora que de una tableta. Después de intentar “esquivar” de la forma más acertada posible las preguntas que me hacían, puse mi reclamación: el cable original de mi HP Slate 7 no funcionaba.

experiencias-de-cliente-hp-slate-7

Formulario de asistencia técnica de la web de HP

Dentro del plazo me mandaron unas instrucciones para verificar que no era problema de software. Aunque había ojeado el correo electrónico no le presté mucha atención porque ya había encontrado un cable con el que podía cargarlo, el del Kindle de mi mujer. Ellos insistieron con dos correo electrónicos muy amables para conocer cuál era la situación de mi incidencia. El 27 de abril les contesté que después de realizar sus indicaciones continuaba sin poder cargar mi tableta pero que no se preocuparan porque había encontrado un cable para cargar la tableta. Dos días después ellos me pidieron la siguiente verificación: “el mismo cable la entrada en el adaptador girarlo 180º y probarlo”. Lo hice y nada.

Al día siguiente me comunicaron que en el plazo máximo de 8 días recibiría un adaptador nuevo en mi casa y me pedían los datos para enviármelo. Yo ya pensaba que estaba solucionado porque supuestamente estos tíos de HP son muy eficaces. Un día mi suegra me comentó que tenía tres paquetes míos en su casa. Yo le di vueltas en que había pedido por internet, pero no caía en nada. Al día siguiente cuando llegue del trabajo vi en la cocina tres cajas de idénticas dimensiones.

experiencias-de-cliente-hp

Contenido de las tres cajas que recibí de HP

El remitente era Flextronic International y los paquetes provenían de Hungría. Eran las dos partes que forman un adaptador de corriente, cada uno en una caja, y un cable interno que acababa con la ranura donde se introduce el cable del cargador ¿Tenía que abrir yo la tableta para remplazarlo?  No me lo podía creer. Yo quería simplemente el cable que va del adaptador a la tableta y me envían esto. A día de hoy ni si quiera les he enviado un correo para decirles a los de HP que se han equivocado. Estoy convencido de que esta mala experiencia de cliente es debido al lenguaje técnico que se utiliza en los servicios técnicos y que no se adaptan al lenguaje de los usuarios.

El saldo de la tarjeta del Acceleration 2014

El primer fin de semana de mayo estuve en la despedida de soltero de mi amigo de la infancia Igor. Fue él mismo el que tuvo la brillante idea de celebrarlo en Navarra coincidiendo con la celebración del Acceleration 2014 en el circuito de Navarra. Ninguno de nosotros tenía una especial predilección por las carreras de coches, realmente no vimos ninguna. Por lo que realmente estábamos allí era porque el viernes 2 de mayo tenía lugar Celebrate the 80s & 90s que había promocionado semanas antes en el Hormiguero el mismísimo David Hasselhoff. Una excusa perfecta para pasar un buen rato, que es el objetivo de toda despedida.

Estuvo realmente bien. Para los que hemos vivido esa época ver en un mismo evento a los sex simbols Samantha Fox y Sabrina, junto con Haddaway, 2 Unlimited e incluso los Vengavoys, realmente es un “regreso al pasado”. Era un evento que reúne todos los ingredientes para proporcionar a los asistentes una experiencia memorable y así fue. Dudo que se nos olvide en mucho tiempo lo bien que lo pasamos, como si fuéramos auténticos adolescentes. Incluso conseguimos que Haddaway repitiera una palabra que no dejamos de correar durante un buen rato. Estuvimos desatados en un entorno de buen rollo que daba gusto. Era lo que tenía aquella época.

experiencias-de-cliente-coche-fantastico

Kitt, el famoso coche fantástico

Para beber y comer había que llevar encima una tarjeta que previamente había que cargar en una caseta. El sistema estaba francamente bien, tanto para el cliente como para lo organizadores, que así evitaban tener a decenas de camareros con dinero en las manos. Pusimos un bote y cargamos una tarjeta. Luego se fueron cargando diferentes tarjetas con el total del importe. Cuando acabó el concierto fuimos a la caseta a recuperar el saldo que había en las cinco tarjetas que habíamos llegado a acumular.

Para nuestra sorpresa el saldo no se devolvía en el momento. Te daban un número de serie de las tarjetas, ya que no venía serigrafiado en la misma, y te referenciaban a que al día siguiente te dirigieras a la web de Acceleration. En la misma nos pedirían el código de las tarjetas y los datos bancarios para que nos ingresaran el importe. Nuestro amigo Chiqui lo intentó al día siguiente desde el móvil y le fue imposible hacerlo. Quedo pendiente este manchón en un evento que realmente fue memorable, y que también será recordado como el del “timo de las tarjetas”.

Una llamada a tiempo de Sanitas

A mediados de abril tuve que cancelar la cita que tenía con mi dentista para ponerme dos coronas. Tuve que cancelarla porque me surgió un viaje a Barcelona. Durante seis semanas me venía a la cabeza llamar para pedir cita pero o ni era el momento para mi o ya no eran horas para llamar. Así pasaban las semanas. Yo quería solucionarlo pero no cabe que ir al dentista no es como ir a ver un espectáculo, en el cual te preocupas para llamar cuanto antes para que no se agoten las entradas.

Curiosamente el lunes de la semana pasada recibí una llamada del centro de Sanitas Milenium de Modesto Lafuente al que suelo ir. Aunque fuera de la consulta del dentista, y aunque pueda sonar algo sadomasoquista, ¡Qué alegría me llevé! En tan solo un minuto cerramos la cita para el miércoles siguiente. Estoy que esta llamada fue hecha para cubrir huecos de la agenda de la doctora, y por eso se tiró de pacientes que teníamos algo pendiente. Pero si yo salgo beneficiado por ello, bienvenido a una excelente experiencia de cliente.

 

About Txema Fernández

Txema Fernández es un apasionado de la experiencia del cliente, el comercio electrónico y en estrategia comercial. Actualmente trabaja en Ungría defendiendo el mayor tesoro de las empresas, sus ideas a través de la propiedad industrial (marcas y patentes).

2 Responses to “Experiencias de cliente de mayo”

  1. javier dice:

    Buenos dias Txema.

    la verdad es una pena que tuvieras esa mala experiencia con el servicio técnico.
    Si tú tablet está dentro dentro del 2º año de garantía, el establecimiento donde la compraste tiene que cubrirte la garantía de reparación si es la tienda online de HP, llama al SAT HP: 913 754 769 y con tú factura & S/N no deberían de ponerte problemas en la reparación de la tablet.

    Tu no deberías de abrir la tablet ya que no eres un “Técnico oficial HP “.

    si tienes algún problema ya sabes donde estoy y que por el momento te puedo ayudar.

    • Gracias Javier! No solo por tu contestación sino por estar siempre allí. Llamaré al número de teléfono y les contaré el caso. Realmente todo se solucionaría con un cable USB nuevo. No entiendo por qué me han enviado ese cable interno. Realmente me quedé impresionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On LinkedinVisit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On PinterestVisit Us On Google PlusVisit Us On Youtube